Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE FOURDINOIS, Henri-Auguste (París, 1830 – Mónaco, 1907).

16/12/2017
14:06:51 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35030856
Valor estimado: 15000-18000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 18% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCION

FOURDINOIS, Henri-Auguste (París, 1830 – Mónaco, 1907).
Cabinet en roble y mármol.
Adjunta estudio realizado por Jorge Gutiérrez-García y Martínez de Marañón.
Medidas: 213 x 182 x 60 cm.
Excepcional cabinet francés de la segunda mitad del siglo XIX, una pieza de Henri-Auguste Fourdinois que, por su semejanza con el cabinet conservado en el Museo de Artes Decorativas de París, realizado en 1867 y premiado ese mismo año en la Exposición Universal, podemos datar en torno a dicha fecha. De hecho, en el cabinet de París encontramos una estructura similar, arquitectónica y de dos cuerpos, así como una decoración tallada de temas mitológicos y alegóricos muy cercana a la que aquí vemos, y que también se combina con incrustaciones de mármol verde.
Se trata de un mueble de inspiración renacentista (llamado estilo Enrique II en la época), con la estructura arquitectónica propia de los muebles de Fourdinois: manierista, racional y equilibrada pero dinámica y rica en contrastes de luces, sombras y texturas. Está realizado en madera de roble, y ricamente decorado con tallas en relieve y bulto redondo y placas de mármol verde embutidas.
Consta de dos cuerpos, claramente delimitados por líneas de imposta de gran vuelo, a los que se suma un remate muy alto, con aletones laterales terminados por volutas y un friso central arquitrabado. Sobre los aletones laterales vemos esculturas en bulto redondo que remiten directamente a las realizadas por Miguel Ángel en las tumbas mediceas, si bien aquí no se trata de representaciones alegóricas del día y la noche sino de las figuras de dos soldados clásicos, uno portando una espada y el otro un escudo. En el plano central, flanqueado por figuras de hermas a modo de cariátides, talladas en relieve, vemos un espejo central oval de mármol verde, orlado con una corona de laurel y flanqueado por dos escenas talladas en relieve, ambas de tipo clásico, protagonizadas por Victorias aladas y “putti”, acompañados por trofeos militares romanos.
Los otros dos cuerpos presentan una estructura similar, con dos calles separadas por parejas de columnas que flanquean hornacinas, en cuyo interior podemos ver delicadas figuras talladas en relieve, prácticamente en bulto redondo en el cuerpo alto. En los planos frontales de las calles, cerrados por puertas, vemos escenas figurativas talladas en un cuidado relieve, representando escenas de inspiración mitológica. Vemos este esquema en los dos cuerpos, si bien la decoración es más rica en el superior, por ser el principal.
Este cuerpo alto presenta dos puertas, decoradas con relieves de tema mitológico, donde vemos a la diosa Venus acompañada por otra mujer, siendo adorada por dos figuras de menor tamaño, en una escena de gran narratividad enmarcada en un entorno de paisaje. En el entrepaño y los laterales vemos parejas de columnas salomónicas, minuciosamente talladas en toda su superficie con racimos de uvas y hojas de parra. Estas columnas flanquean hornacinas donde destacan figuras femeninas vestidas a la clásica, tocando instrumentos musicales, trabajadas casi en bulto redondo. Sobre cada una de estas hornacinas se sitúa un mascarón clásico compuesto por un rostro femenino del que parte un drapeado ondulante. Este cuerpo superior queda rematado por un entablamento de perfil retranqueado, que sigue el perfil de entrantes y salientes que se continúa verticalmente en todo el mueble. En él podemos ver, alternadas, placas con relieves clásicos tallados y otras de mármol verde embutido.
El cuerpo inferior presenta dos arcos en las puertas, donde vemos representada la misma escena: el dios Mercurio descubriendo los amores de Venus y Marte. Estas escenas quedan separadas por parejas de columnas de fuste acanalado, que flanquean hornacinas en bajorrelieve con figuras femeninas alegóricas en su interior. Sobre cada una de estas hornacinas podemos ver figuras híbridas fantásticas, típicamente manieristas. La parte alta de este cuerpo inferior está ocupada por un friso que aloja dos cajones, situados sobre las puertas. Aunque las placas embutidas de mármol verde aparecen ya en las zonas secundarias de la zona inferior, es en este friso superior donde cobran un mayor protagonismo, alternándose con mascarones de león tallados en relieve.
El ebanista francés Henri-Auguste Fourdinois se formó en París como discípulo de Felix Duban, el arquitecto que había restaurado la Escuela de Bellas Artes y la Galería de Apolo del Louvre. Posteriormente se trasladó a Londres, donde trabajará como diseñador con el orfebre Jean-Valentin Morel. Tras esta etapa en Inglaterra, Fourdinois regresará a su París natal y trabajará para el broncista Victor Paillard. Hijo del famoso ebanista Alexandre Georges Fourdinois, descendiente de una saga de tallistas de madera, Henri-Auguste trabajará junto a su padre a partir de 1860, y en 1867 le sucederá al frente del taller familiar, fundado en 1835. Sus muebles se caracterizarán por un riguroso sentido de la composición, que dota a sus diseños de un acusado carácter arquitectónico, derivado de lo aprendido en su juventud junto a Duban. Por otro lado, la suya será una producción de muy alta calidad, y de hecho contó entre sus clientes a destacados personajes como Napoleón III o la familia Pereire. Entre su producción cabe destacar por su importancia el mobiliario del aposento de la reina madre del Château de Fontainebleau, realizado en 1860. Asimismo, su obra fue igualmente valorada y buscada por sus detalles escultóricos, elegantemente combinados con una marquetería muy cuidada. De hecho, Fourdinois patentó en 1864 una nueva técnica de marquetería cuyo objetivo era evitar los fallos en la chapa, adhiriendo las piezas embutidas de una forma óptima. La técnica consistía en utilizar chapas más gruesas, lo que permitía combinar la labor de marquetería con motivos tallados. Fourdinois mostró su obra al público en diversas exposiciones de importancia, entre ellas las Universales de París de 1867 y 1878, siendo en ambas galardonado con el Gran Premio de la muestra. Actualmente se conservan muebles de su mano en destacadas colecciones como la del Metropolitan Museum de Nueva York, la del Museo de Artes Decorativas de París o la del Victoria & Albert de Londres.

Ayuda

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41