Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE “San Juan Bautista”. THEOTOKÓPOULOS, Jorge Manuel

16/12/2017
14:09:52 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35117743
Valor estimado: 50000-60000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 18% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCION

THEOTOKÓPOULOS, Jorge Manuel (Toledo, 1578 - 1631).
“San Juan Bautista”.
Óleo sobre lienzo.
Incluye estudio y certificado de autenticidad emitido por José Gudiol Ricart, director del Insituto Amatller de Arte Hispánico.
Obra publicada en “Doménikos Theotokópoulos, El Greco, 1541-1614”, José Gudiol Ricart, Barcelona, Ediciones Polígrafa, 1982; referenciada en el catálogo crítico de la obra completa de “El Greco”, presentado en Munich en 1926; referenciada en “Dominico Greco. Obra completa”, José Camón Aznar, Espasa-Calpe, 1950, Madrid, fig. 707.
Número 43171 en rojo dispuesto en el ángulo inferior derecho de dicha obra por el Servei de Patrimoni Històric-Artístic i Científic de la Generalitat de Catalunya en 1936 a sus propietarios, una colección privada barcelonesa, con motivo del salvamento de obras de arte efectuado durante la Guerra Civil española.
Procedencia: colección de Rafael García (Madrid) y colección Rómulo Bosch (Barcelona).
Medidas: 108 x 64 cm; 132 x 85 cm (marco).
Siguiendo el estudio de la obra realizado por José Gudiol Ricart, el lienzo que se presenta es un representativo ejemplo de la manera en la que Jorge Manuel utilizó los modelos de su progenitor para crear nuevos esquemas compositivos. De esta manera, citando el estudio de José Gudiol, “[…] la imagen de San Juan Bautista está directamente copiada del modelo matriz de una de las figuras del lienzo dedicado a los santos Juanes, del Museo de Santa Cruz de Toledo […]; coincide asimismo en el diseño del Cordero simbólico acurrucado a su pies. El paisaje del fondo, con el puente de Alcántara y el castillo de San Servando, procede de la famosa “Vista de Toledo” del Museo Metropolitano de Nueva York […], pintado por El Greco con anterioridad en el año 1597”. Según Gudiol, “el concepto pictórico, la técnica y la gama cromática poseen, en todos sus aspectos, las características constantes que hallamos en lienzos que integran el mundo complejo de las obras producidas en el taller del gran pintor con destino al cliente eventual”.
De esta manera, San Juan Bautista se presenta de cuerpo entero, de frente, sobre un fondo de paisaje en el que se adivina la ciudad de Toledo, tal y como acostumbraba a representar El Greco (en esta ocasión con el puente de Alcántara y el castillo de San Servando, iconos de la ciudad toledana). El santo aparece vestido con el sayal de piel que es uno de sus principales atributos iconográficos, y porta además una filacteria.
En cuanto a la iconografía del santo, los evangelios dicen de Juan el Bautista que fue hijo del sacerdote Zacarías y de Isabel, prima de la Virgen María. Se retiró muy joven al desierto de Judea para llevar una vida ascética y predicar la penitencia, y reconoció en Jesús, que se hizo bautizar por él, al Mesías anunciado por los profetas. Un año después del bautismo de Cristo, en el año 29, Juan fue arrestado y encarcelado por el tetrarca de Galilea Herodes Antipas, cuyo matrimonio con Herodías, su sobrina y cuñada, se había atrevido a censurar. Finalmente san Juan fue decapitado, y su cabeza entregada a Salomé como premio por sus hermosas danzas. Este santo aparece en el arte cristiano con dos aspectos diferentes: como niño, compañero de juegos de Jesús, y como adulto, predicador ascético. El san Juan adulto que aquí vemos aparece vestido en el arte oriental con un sayo de piel de camello, que en occidente se reemplazó con una piel de oveja que le deja los brazos, las piernas y una parte del torso desnudos. El manto rojo que lleva a veces, así como en la escena de su intercesión en el Juicio Final, alude a su martirio. En el arte bizantino se le representa como un ángel de grandes alas, con su cabeza cortada en una bandeja que sostiene en sus manos. Sin embargo, sus atributos en el arte occidental son muy diferentes. El más frecuente es un cordero, que alude a Jesucristo, y con frecuencia porta una cruz de cañas con una filacteria con la inscripción “Ecce Agnus Dei”.
Al parecer fue el único hijo natural de Domenikos Theotocópoulos, más conocido como “El Greco”, y su madre fue Jerónima de las Cuevas, a quien su padre conoció al poco de llegar a Toledo. Jorge Manuel se formó junto a su padre y con él colaboró hasta la muerte del cretense en 1614. En el año 1603, año de su matrimonio con Alfonsa de los Morales, se documenta su participación en los contratos otorgados por el Greco, concretamente en el de los retablos de Illescas. En el año 1607 comienza a elaborar trabajos independientes, como el del retablo dedicado a “Santa Magdalena” de Titulcia (Madrid) en el que ya desarrolla su estilo personal, si bien todavía quedan marcadas influencias del estilo manierista definido por su progenitor. En 1614, año del fallecimiento de El Greco, Jorge Manuel vuelca sus intereses en la arquitectura, proclamándose seguidor de la escuela Herreriana o “estilo escurialense”, desarrollado en España durante el reinado de Felipe II (1556 - 1598), junto a Nicolás de Vergara el Mozo y Juan Bautista Monegro. Su carrera como arquitecto le valió para finalizar la construcción del Ayuntamiento de Toledo en el año 1618, para dirigir el encargo de maestro mayor, escultor y arquitecto de la Catedral de Toledo en el año 1625, donde trabajó en la construcción de la Capilla del Ochavo y en la cúpula de la Capilla Mozárabe de la catedral. Así pues, sus actividades en el ámbito arquitectónico no significaron un estancamiento en su carrera pictórica, cuyo objetivo, según el informe de José Gudiol, estuvo “especialmente dirigida a cultivar y cumplimentar el éxito creciente de la iconografía religiosa creada por El Greco de la que conservaba la totalidad de modelos originales”.

OBSERVACIONES

Incluye estudio y certificado de autenticidad emitido por José Gudiol Ricart, director del Insituto Amatller de Arte Hispánico. Obra publicada en “Doménikos Theotokópoulos, El Greco, 1541-1614”, José Gudiol Ricart, Barcelona, Ediciones Polígrafa, 1982; referenciada en el catálogo crítico de la obra completa de “El Greco”, presentado en Munich en 1926; referenciada en “Dominico Greco. Obra completa”, José Camón Aznar, Espasa-Calpe, 1950, Madrid, fig. 707.

Ayuda

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41