Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE Tocador de Joan Llor i Benet . Madera de álamo

19/01/2018
16:14:07 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35077508
Final de subasta : 31 Jan 2018 18:36
Tiempo restante: 2018-01-31 18:36:00 GMT+01:00
Valor estimado: 40000-50000 €
Próxima puja 7500


DESCRIPCION

Joan Llor i Benet (Olot, Catalunya, de 1764 a 1775). Tocador, 1765.
Madera de álamo, raíz de nogal, talla dorada y cincelados rellenos con metal plateado.
Firmado y fechado.
Medidas: 180 x 110 x 60 cm.
Catalogado en: Mónica Piera, Albert Mestres: “El moble a Catalunya. L’espai domèstic del Gòtic al Modernisme”, págs. 166-167, ed. Angle, Barcelona, 1999.
El excepcional mueble que presentamos está sostenido por cuatro patas cabriolé, dispone de un cuerpo de estructura con movimiento atrevido, con pequeña cajonera y un espléndido espejo con marco tallado y dorado. El nogal macizo y la raíz de nogal se decoran con filetes embutidos de metal plateado, con motivos vegetales y de angelotes. A partir de esta pieza y alguna otra de similar, se ha podido identificar esta técnica de metal embutido como propia de la ciudad de Olot (Garrotxa). Joan Llor, carpintero de la ciudad, formó parte de una brillante estirpe de carpinteros en la localidad gerundense.
Una variante de la cajonera es el tocador o peinador: Mueble en forma de mesa con cajones y espejo, de uso generalmente femenino, para peinarse y arreglarse, supone una nueva estructura de dimensiones más reducidas que la cajonera. Suele formar parte del mobiliario de un dormitorio o de la sala de la alcoba, de modo que el presente mueble probablemente formaría parte de un conjunto de muebles realizados ex professo para la misma estancia. Este tipo de tocadores, nombrados como “de calaixereta” chapada de madera de nogal o caoba, en el que el cuerpo contundente contrasta con el espejo de marco rico y dinámico en talla dorada es una aportación excelente de la mueblística catalana. De hecho, al estar situado en una habitación aparte, a menudo el mueble tocador acabaría nombrando la sala con el mismo nombre, y al estar aislada del dormitorio, sería una habitación “visible” para invitados, convirtiendo así el mueble tocador en un símbolo del poder económico familiar, contando como decoración con utensilios de plata y hasta joyas, equiparando su importancia a la de los muebles de salón.
El siglo XVIII supone para el mueble catalán su momento de más grande esplendor dentro de su historia. Con una superación del sistema gremial, probablemente uno de los motivos del éxito fuera que la producción se repartió por el territorio, en vez de concentrarse en un solo lugar. Además, geográficamente, Catalunya seguía siendo lugar de llegada y de salida de una gran variedad de productos, incluso de muebles, tanto por tierra como por mar.
Asimismo, será frecuente en esta época las tensiones entre gremios. En Barcelona los carpinteros se disgregaban en cofradías especializadas, en otras ciudades como Olot, Granollers, Vic o Mataró, todos los artesanos de la madera se sometían a una sola corporación. De todos modos, en otras ciudades, llegaban incluso a estar bajo la misma organización que constructores o herreros. Fuera de Barcelona, el carpintero acostumbraba a representar la perfecta figura de menestral que con su trabajo de taller podía alquilar la casa para vivir y mantener a su familia. Con un poco más de suerte, podía ser propietario o comprar algún campo para conrear, y solo excepcionalmente, si conseguía encargos importantes, adquirir algún inmueble para alquilar. El comercio de la madera era un negocio en aumento. En Barcelona se conoce la gran dedicación a la ebanistería en esta época. Parece que en Girona los maestros carpinteros eran expertos en el trabajo de la madera maciza, especialmente el bocel. El acabado más común en esta época del mueble catalán será con cera. También eran usuales los acabados con barniz en las casas más ricas. La madera de nogal sería de las más usadas, pues hasta se teñían otras maderas más humildes para imitarla.
Muebles parecidos a éste realizados con la misma técnica por Joan Llor se exponen en la Casa-Museo Can Trincheria de la ciudad de Olot.

OBSERVACIONES

Presenta algunas faltas, especialmente en la zona del espejo. Presenta antiguas marcas de carcoma. Dispone de dos llaves.

HISTORIAL DE PUJAS

Ayuda


Teléfono para ofertas 932 463 241

COMPRAR EN SETDART

VENDER EN SETDART

LOGISTICA

RECUERDE que en los últimos 3 minutos
cualquier puja aumenta el tiempo de subasta
en 3 minutos más !!
puede hacer pujas consecutivas si lo desea en los últimos 3 minutos para alcanzar el precio de reserva
Como pujar en Setdart.com






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41