Description
BENITO QUINQUELA MARTÍN (Buenos Aires,1890- 1977).
"En plena actividad".
Óleo sobre lienzo.
Firmado en el ángulo inferior izquierdo. Firmado y titulado al dorso.
Medidas: 89 x 100 cm; 110 x 118 cm (marco).
Benito Quinquela fue uno de los protagonistas de la renovación plástica Argentina a partir de la década de 1920. Su pintura fructificó en una edad de oro en el país, convirtiéndolo en uno de los más prestigiosos artistas a nivel internacional. Nacido en el barrio portuario de La Boca, al que siempre permanecería vinculado, la temática de su obra giró en torno a los barcos, los trabajadores y las labores del puerto, denunciando así sus extenuantes y precarias condiciones de trabajo. A partir de una técnica impecable basada en la yuxtaposición de formas y colores, las composiciones de Quinquela plasmaron la belleza de lo cotidiano y del día a día del pueblo argentino, a través de un estilo completamente identificativo y con mensaje propio.
De origen humilde, desde muy joven Benito Quinquela se dedicó a la venta de carbón, material que por sus características, permitió que fuera utilizado como elemento de pintura para desarrollar su capacidad artística sobre el papel. Formado en el Conservatorio Pezzini Sttiatessi, en la Unión de La Boca, rápidamente conoció el ascenso en su carrera pictórica, siendo reconocido por su primera muestra en el año 1910. En el 1914 expuso en el Primer Salón Nacional, y en 1918 expuso en la Galería Witcomb. En el año 1919 mostró su obra por primera vez en el Jockey Club. Hacia 1922, compartió trabajo y momentos con Miguel Carlos Victorica y Fortunato Lacámera. Un año después, realizó su primer exposición en Europa, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1925 llegó a París, dos años más tarde a Nueva York y en 1929 a Italia, donde Mussolini lo nombró su pintor predilecto "porque sabe retratar el trabajo". En 1938, ya asentado como artista reconocido, actuó como un protector de las artes y fundó el Café Tortoni para que los artistas pudieran difundir sus obras. En 1933 compró varios terrenos que donó al Estado para que construyera instituciones dedicadas a la difusión del arte y a obras sociales. En uno de esos terrenos se erigió la Escuela Museo Pedro de Mendoza (hoy Museo de Bellas Artes de La Boca), que fue decorada por el propio artista. En 1944 comenzó su larga entrega hacia el proletariado argentino, inaugurando la Escuela de Artes Gráficas para Obreros. Durante los siguientes años, siguió exponiendo en lugares como la Galería Witcomb de Buenos Aires, el Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa de Córdoba, la Asociación de Gente de Artes y Letras impulso de La Boca. En 1966, inauguró las Terrazas del Museo de Bellas Artes de la Boca, para ceder el espacio a exposiciones de esculturas de diversos artistas y, en el mismo año, entrega la “Orden del Tornillo” a Charles Chaplin, recibiéndola en su nombre su hija Geraldine. Considerado como uno de los pintores más destacados de Argentina, junto con figuras de la talla de Xul Solar, Emilio Pettoruti, Lino Eneas Spilimbergo o Antonio Berni, sus pinturas se encuentran entre las galerías más estacadas a nivel mundial: el Museo de Luxemburgo o el Palacio Saint James de Londres, entre otros.