Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE Huaco erótico, cultura Moche, Perú, época Mochica IV -

19/01/2018
16:06:48 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35143626
Valor estimado: 4500-5000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 18% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCION

Huaco erótico, cultura Moche, Perú, época Mochica IV - V, 500 - 800 d.C.
Terracota.
Medidas: 22,5 cm (altura).
Procedencia: Colección particular, Paris, adquirido en 1970.
Huaco perteneciente al grupo de los eróticos. Junto a los huaco-retrato, forman los dos grupos más característicos de la cultura Moche. En este caso la escena la protagonizan dos animales, no personas, en concreto dos ratones o roedores, que, mientras el macho monta a la hembra, éste le da de comer cacahuetes. Destaca, como en la mayoría su cerámica, el uso de la bicromía para la decoración en rojo y ocre. El cacahuete es un alimento originario de Perú que fue exportado por los colonos a Europa. Este hecho es un elemento claro para identificar la dieta del pueblo mochica. Los huacos son vasijas cerradas, de cuerpo globular o escultórico, base plana y un asa tubular en forma de estribo. Han sido y son uno de los elementos primordiales para conocer no sólo las características de esta cultura prehispánica, sino su sociedad, el entorno natural en el que se desarrollaron y las diferentes etapas de su evolución cultural. Su nombre deriva de huaca, nombre con el que se designaban las tumbas, puesto que eran vasos plásticos destinados al ajuar funerario. Asentada en la costa Norte del Perú, la cultura Moche se desarrolló en los valles de Lambayeque, Chicama, Moche y Virú, entre el 1 al 800 d.C. Esta región se caracteriza por un desierto atravesado por varios cursos de agua, que desembocan en un océano particularmente rico en recursos marinos. Los artesanos Moche lograron piezas maestras tanto en cerámica, tejido, y orfebrería. Su estilo característico abarca los más diversos materiales, como las calabazas pirograbadas, la pintura mural, el arte en plumas, y la pintura corporal y el tatuaje. La decoración de la cerámica demuestra una maestría en el trabajo alfarero pocas veces superado, recurriendo a las técnicas de inciso, bajorrelieve mediante estampado y la pintura en superficies lisas. Parte importante de estos objetos eran realizados en talleres especializados controlados por el estado, en los cuales se confeccionaban piezas en serie realizadas con moldes. Estas vasijas no sólo muestran una gran variedad de formas y estilos decorativos, sino que además ostentan representaciones de mitos y rituales. Destacan entre las formas cerámicas las llamadas “botellas retratos” o vasijas donde está retratado el rostro de alguna personalidad importante dentro de la sociedad. En ellos se puede observar con sumo detalle los rasgos faciales característicos, el uso de pintura facial o tatuajes y el uso de complicados tocados. Esta capacidad “retratista” de la alfarería Moche también se puede observar en las representaciones de escenas posiblemente cotidianas o en las escenas eróticas, así como también en las efigies que muestran jorobados, ciegos, labios leporinos y otras enfermedades. En la orfebrería, trabajaron con maestría metales como el oro, el cobre y la plata, con los cuales realizaron orejeras, narigueras, brazaletes, cuentas de collar, pinzas y herramientas de distinto tipo. Destaca el tumi o cuchillo ceremonial que muchas veces era portado sólo por las autoridades. En su cúspide, la cultura Moche parece haber estado constituida por dos estados independientes que controlaban la región norte y sur respectivamente. En ambos casos se trataba de una sociedad sumamente jerarquizada en la cual los guerreros ocupaban un lugar muy destacado. De hecho, la máxima autoridad política parece haber sido una suerte de “sacerdote guerrero”, que fue profusamente representado en el arte de este pueblo. Bajo estas autoridades se encontraban varias capas sociales compuestas de artesanos, comerciantes y un gran número de campesinos, pastores y pescadores. Lugar obviamente aparte ocupaban los prisioneros de guerra, sometidos a esclavitud y frecuentemente sacrificados en honor a las deidades. Las representaciones en las vasijas muestran detalladamente el mundo sobrenatural Moche, compuesto de mitos, dioses, animales sagrados y distintas ceremonias. Entre las deidades, destacan zorros, búhos, colibrís, halcones y felinos. Estos personajes actuaban como sirvientes de otras deidades mayores, que poseían forma humana y que ostentaban fastuosos trajes, así como feroces rostros con colmillos entrecruzados. Las sepulturas de la gente importante eran tumbas rectangulares de adobe con nichos especiales para ofrendas. Algunos cuerpos eran depositados sobre esteras de caña, otros eran depositados en cuevas dentro de ataúdes de cañas. Los personajes más importantes eran enterrados con máscaras de metal y acompañados de ricos ajuares mortuorios, junto a sirvientes y animales. El llamado “Señor de Sipán” es el ejemplo más notable de este tipo de sepultura. Un gran número de motivos de la cerámica Moche inicial se deriva de la cultura Recuay. Los contactos entre ambas culturas son indudables, ya que todas las aguas de riego utilizadas por los Moche en sus valles tenían orígenes en territorios Recuay. También, en los inicios de la sociedad Moche, es posible encontrar vinculaciones con las poblaciones Salinar y Gallinazo. Es muy probable que el fin de Moche fuera producto de la intromisión del imperio Wari, aunque también se supone que largos periodos de inundaciones producto del fenómeno de “El Niño”, habrían destruido la infraestructura agrícola, precipitando el colapso de esta cultura. En estas épocas finales de Moche, ya se observan ciertos rasgos que anticipan a la cultura Chimú.

OBSERVACIONES

En buen estado de conservación general.

Ayuda

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41