Lote: 35217291
Valor estimado: 60000-70000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 21% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCIÓN

Príncipe con Orbe. Roma Imperial, siglo I.d.C.
Mármol.
Muy buen estado de conservación.
Medidas: 74 x 47 x 15 cm.; 82 cm. alt. con peana.
Escultura de mármol representando a un príncipe semidesnudo, solo ataviado con una pequeña capa y sujetando un Orbe. El canon sigue patrones griegos, reproduciendo un cuerpo atlético y flexible en sus miembros, de muslos suavemente torneados. El cuerpo adopta un sutil contrapposto y sostiene en su mano izquierda un orbe o bola del mundo, un motivo iconográfico que señala el poder político del personaje, su dominio sobre el territorio imperial. Es un motivo que será adoptado por el cristianismo, en las representaciones del Niño Jesús con Orbe. El paño drapeado cubre sus hombros y parte del pecho, cayendo como una cascada en torno a su brazo izquierdo. Los hondos pliegues imprimen un hábil juego de claroscuros y zigzagueos de gran belleza plástica. La tersura de la piel contrasta con la rugosidad de la prenda.
Los romanos siguieron los modelos griegos para gran parte de su producción escultórica, base que en Roma se conjugará con la tradición etrusca. Tras los primeros contactos con la Grecia del clasicismo a través de las colonias de la Magna Grecia, los romanos conquistan Siracusa en el 212 a.C., una rica e importante colonia griega situada en Sicilia, adornada con gran número de obras helenísticas. La ciudad fue saqueada y sus tesoros artísticos llevados a Roma, donde el nuevo estilo de estas obras sustituyó pronto a la tradición etrusco-romana imperante hasta el momento. Poco después, en el 133 a.C., el Imperio recibió en herencia el reino de Pérgamo, donde existía una original y pujante escuela de escultura helenística. El enorme Altar de Pérgamo, el “Galo suicidándose” o el dramático grupo “Laocoonte y sus hijos” fueron tres de las creaciones clave de esta escuela helenística. Por otro lado, después de que Grecia fuera conquistada en el 146 a.C. la mayoría de artistas griegos se establecieron en Roma, y muchos de ellos se dedicaron a realizar copias de esculturas griegas, muy de moda entonces en la capital del Imperio. Así, se produjeron numerosas copias de Praxiteles, Lisipo y obras clásicas del siglo V a.C., dando lugar a la escuela neoática de Roma, el primer movimiento neoclásico de la Historia del Arte. No obstante, entre finales del siglo II a.C. y el principio del I a.C. se produjo un cambio en esta tendencia purista griega, que culminó en la creación de una escuela nacional de escultura en Roma, de la que surgieron obras como el Altar de Aenobarbus, que introducen ya un concepto narrativo típicamente romano, que se convertirá en crónica de la vida cotidiana y, a la vez, del éxito de su modelo político. Esta escuela será la precursora del gran arte imperial de Augusto, en cuyo mandato Roma se convirtió en la ciudad más influyente del Imperio y también el nuevo centro de la cultura helenística, como lo habían sido antes Pérgamo y Alejandría, atrayendo a un gran número de artistas y artesanos griegos. En la era Augusta Roma contribuye a la continuidad y renovación de una tradición que ya contaba con un prestigio de siglos, y que había dictado el carácter de todo el arte de la zona.

OBSERVACIONES

Muy buen estado de conservación.

AYUDA

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.





Newsletter

Setdart.com envía semanalmente, vía e-mail, un boletín con las novedades más destacadas.
Si todavía no has solicitado la recepción de nuestro Boletín, puedes hacerlo rellenando el siguiente formulario:

¿ DESEA RECIBIR NUESTRO NEWSLETTER ?