Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE “Cristo crucificado recibiendo el lanzazo en el costado

20/01/2018
02:22:07 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 33006005
Valor estimado: 4000-5000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 18% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCION

Escuela castellana del siglo XVII.
“Cristo crucificado recibiendo el lanzazo en el costado”.
Óleo sobre lienzo.
Medidas: 82,5 x 62,5 cm; 94,5 x 75 cm (marco).
El autor de este lienzo ha escogido, para representar la Crucifixión, uno de sus momentos más dramáticos, buscando el patetismo que demandaba la Contrarreforma y, a la vez, una escenificación de carácter teatral típicamente barroca, donde los personajes se multiplican, así como los detalles anecdóticos, y se desarrolla una acción, en pleno movimiento. Se trata del momento en el que el soldado Longino atraviesa el costado de Jesús con su lanza, para comprobar que estaba muerto. Este episodio se narra sólo en el Evangelio de Juan (19:33-34), y no aparece en ninguno de los evangelios sinópticos. En el texto se indica que los romanos planearon romper las piernas de Jesús, una práctica conocida como “crurifragium”, un método doloroso para acelerar la muerte a un crucificado. No obstante, al ir a hacerlo vieron que Jesús ya había muerto, y por tanto pensaron que no había necesidad de romperle las piernas. Para cerciorarse de que estaba muerto, un soldado le clava su lanza en el costado, y al instante salieron sangre y agua de la herida. Este hecho fue, según Orígenes, un milagro, aunque para los católicos tiene un significado más profundo: representa a la Iglesia, específicamente en los sacramentos del bautismo y la eucaristía, que fluye del costado de Cristo como Eva surgió del costado de Adán. El nombre del soldado que atraviesa el costado de Cristo no es mencionado en la Biblia, pero será identificado en el evangelio apócrifo de Nicodemo (siglo IV), donde se indica que era un centurión llamado Longinos. En este mismo texto se menciona a los ladrones crucificados junto a Jesús: Gestas y Dimas. Estos dos ladrones aparecen aquí representados a ambos lados de la cruz de Cristo, envueltos en penumbra mientras que Cristo queda directamente iluminado por una luz tenebrista, acusadamente efectista y teatral, dirigida a las zonas principales de la composición. Así, no sólo ilumina el cuerpo de Cristo, sino también el rostro de la Virgen y el de María Magdalena, así como las figuras principales que se hallan bajo la cruz. Por otro lado cabe señalar que no se trata de una Crucifixión al uso, dado que Cristo no aparece de frente, sino ladeado, de modo que se vea con claridad su costado. Asimismo, el tratamiento anatómico revela un magistral conocimiento del natural, tanto en la figura de Cristo como en las de los ladrones; se trata de cuerpos sufrientes, retorcidos por el dolor y desfallecidos, que reflejan con gran veracidad lo patético y doloroso de la escena, dentro de un sentimiento tremendista típico del barroco español.

Ayuda

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41