Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE “Alegoría del agua” Escuela flamenca del siglo XVII, cí

20/02/2018
12:21:39 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35204213
Final de subasta : 20 Feb 2018 18:35
Tiempo restante: 2018-02-20 18:35:00 GMT+01:00
Valor estimado: 5000-6000 €
Próxima puja 2800


DESCRIPCION

Escuela flamenca del siglo XVII, círculo de Jan Brueghel El Viejo (Bruselas, 1568 - Amberes, 1625).
“Alegoría del agua”.
Óleo sobre lienzo.
Medidas:59 x 92 cm.; 78'5 x 112 cm. (marco).
Un idílico paisaje, abierto al mar, es el escenario de esta alegoría del agua, donde el artista versiona una pieza de Jan Brueghel El Viejo. El pintor sitúa en primer plano a una bella mujer semidesnuda, sentada junto a unos altos árboles que sombrean un humedal. Está rodeada de diversos putti que juegan con los animales (aves, peces, reptiles) que cubren la tierra y las aguas. Tanto la abundante fauna como el cuerno de la abundancia que sostiene la mujer son el símbolo del poder generador de vida del agua. Al fondo, la marisma da paso a las aguas del mar, donde nadan sirenas y tritones. Entre los árboles, en la zona derecha de la composición, se distingue la arquitectura clásica de un gran templo. Entre la producción de Jan Brueghel El Viejo, como en la de otros pintores de su época y ambiente, por ejemplo Rubens, fue habitual la llamada “pintura de gabinetes”, destinadas a los “studiolos”, “cabinets de curiosités” o “Wunderkammer”: “cámaras de maravillas”. Estas pinturas se integraban en amplias colecciones donde los más destacados personajes de la aristocracia y la realeza atesoraban tanto obras de arte como antigüedades, joyas, fósiles o imposibles como el famoso cuerno de unicornio de la “wunderkammer” del emperador Rodolfo de Praga. Los temas más habituales de las pinturas realizadas para las cámaras de maravillas fueron las alegorías: de los sentidos, de las artes, de los elementos. El Museo de Bellas Artes de Lyon conserva una serie de los cuatro elementos (agua, fuego, aire y tierra), realizada entre 1606 y 1611, probablemente con la colaboración de Hendrick van Balen, en la que se inspira, sin duda, la obra que ahora presentamos. El propio pintor, así como su hijo, Jan Brueghel El Joven, versionarían y realizarían variaciones sobre esta serie en ocasiones posteriores.
Nacido en una ilustre familia de pintores, Jan Brueghel, también llamado “de Velours” o “El Viejo” fue hijo de Pieter Brueghel el Viejo y nieto de Pieter Coecke y Mayken Verhulst quien, según la historiografía clásica, habría sido su primera maestra, tras la muerte de su padre cuando era solo un niño. Su formación oficial transcurriría bajo el maestrazgo de Pieter Goetkind, y, aunque la obra de su padre ejercería una fuerte influencia y atracción sobre él, sería capaz de desarrollar un estilo propio, muy personal. Jan Brueghel el Viejo sería, a su vez, padre de Jan Brueghel el Joven, discípulo y colaborador. Su exquisita técnica pictórica le valdría el sobrenombre “de Velours”, esto es, “de terciopelo”, así como también “de las Flores” o “del Paraíso” por algunos de los temas recurrentes de sus creaciones. A lo largo de su carrera trabajaría en colaboración con otros artistas y dirigiría un importante taller, con numerosos discípulos y seguidores que prolongan sus fórmulas artísticas a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Aunque formado en el entorno flamenco, en 1590 viajó a Italia, recorriendo Nápoles, Roma y Milán, donde conocería al cardenal Federico Borromeo, quien se convertiría en mecenas y admirador hasta su muerte. En 1596 se instaló en Amberes, donde transcurriría el resto de su carrera. A lo largo de su vida lograría un gran éxito profesional y numerosas distinciones, así como el favor de importantes personajes. En 1601 sería nombrado decano del Gremio de san Lucas. En 1604, tras una estancia en Praga, entraría en contacto con los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia, que le distinguirían con su admiración. El estilo de Brueghel parte de la tradición flamenca del siglo XVI: la influencia de los grandes paisajistas como Patinir, Met de Bles, Cornelis van Dalem o su propio padre se hace patente en las piezas fechables a finales del siglo XVI. En las primeras décadas de la siguiente centuria, sin embargo, sus paisajes se transforman: las líneas horizontales empiezan a dominar las composiciones, que se despojan de los elementos pintorescos tan del gusto de su padre para convertirse en vistas más realistas, en paisajes dominados por las llanuras, menos boscosos e imaginarios.

OBSERVACIONES

Esta pieza puede verse en la sede de Setdart Barcelona en la calle Rosselló 212.

HISTORIAL DE PUJAS

Ayuda


Teléfono para ofertas 932 463 241

COMPRAR EN SETDART

VENDER EN SETDART

LOGISTICA

RECUERDE que en los últimos 3 minutos
cualquier puja aumenta el tiempo de subasta
en 3 minutos más !!
puede hacer pujas consecutivas si lo desea en los últimos 3 minutos para alcanzar el precio de reserva
Como pujar en Setdart.com






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41