Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE “Santa Teresa de Jesús” Seguidor de GREGORIO FERNÁNDEZ

17/08/2018
17:06:55 CEST




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35174725
Final de subasta : 29 Aug 2018 19:00
Tiempo restante: 2018-08-29 19:00:00 GMT+02:00
Valor estimado: 6000-7000 €
Próxima puja 2400


DESCRIPCION

Seguidor de GREGORIO FERNÁNDEZ (Lugo, 1576 - Valladolid, 1636).
“Santa Teresa de Jesús”.
Madera tallada y policromada.
Medidas: 60 x 31 x 21 cm.
Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida por el nombre de Santa Teresa de Jesús o simplemente Santa Teresa de Ávila (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582) fue una religiosa, doctora de la Iglesia Católica, mística y escritora española. Junto a San Juan de la Cruz introdujo la gran reforma carmelitana, y sus escritos son un modelo en los caminos de la plegaria y la perfección. Santa Teresa es, sin duda, una de las mujeres más grandes y admirables de la historia. A los siete años ya sentía una gran predilección por la lectura de las vidas de santos. Su hermano Rodrigo era casi de su misma edad, por lo que acostumbraban a jugar juntos. Los dos niños, impresionados por el pensamiento de la eternidad, admiraban las victorias de los santos al conquistar la gloria eterna, por lo que resolvieron partir al país de los moros con la esperanza de morir por la fe y convertirse así en mártires. Partieron así de su casa, pero en el camino fueron recogidos por uno de sus tíos, quien les devolvió a su madre. En vista del fracaso de sus proyectos, Teresa y Rodrigo decidieron vivir como ermitaños en su propia casa y empezaron a construir una celda en el jardín, aunque nunca llegaron a terminarla. Teresa amaba desde entonces la soledad. En su habitación tenía un cuadro que representaba al Salvador que hablaba con la Samaritana y solía repetir frente a esa imagen: "Señor, dame de beber para que no vuelva a tener sed". Durante su adolescencia, Teresa cayó enferma, y durante su convalecencia decidió dedicarse por completo a la vida religiosa. Ingresó en el convento de la Encarnación de Ávila con dieciocho años y, tras el empeoramiento de su salud, fue curada según ella por San José. Tres años después, según narra en sus escritos, se le apareció Jesucristo en el locutorio con semblante airado, reprendiéndole por su trato familiar con los seglares, el cual había causado que descuidara la oración. En 1558 tuvo su primer rapto y la visión del infierno, y desde entonces disfrutó de grandes favores celestiales como la visión de Jesús resucitado. Todas estas experiencias místicas se vieron reflejadas en su poesía lírico-religiosa.
Seguidor de Gregorio Fernández, y de hecho se acerca notablemente a esculturas del mismo tema realizadas por el maestro, como la Inmaculada Concepción de la catedral de Santa María de la Redonda, Logroño.Fernández fue el máximo exponente de la escuela castellana del primer barroco, heredero de la expresividad de Alonso Berruguete y Juan de Juni y permeable a las influencias clasicistas de Pompeyo Leoni y Juan de Arfe, en las que se apoyará para dejar atrás el manierismo de su formación hasta convertirse en un escultor plenamente barroco. Aunque conocemos pocos datos biográficos sobre el maestro, sí está bien documentada su obra, realizada para numerosos templos y cofradías castellanos. Fue un artista muy representativo de su época, de la espiritualidad dramática de la España del siglo XVII, reflejada en unos pasos procesionales de gran patetismo que fueron su tema predilecto, dado que representaban escenas de la Pasión y permitían precisamente reflejar este duro dramatismo. Fue un artista único, manteniendo siempre su individualidad, y de hecho definió una de las grandes escuelas escultóricas del barroco español, en contraposición a la andaluza de Martínez Montañés, más clasicista y armónico. En cambio, Fernández fue hijo de la cultura contrarreformista de Felipe II y, por tanto, busca una imagen religiosa lo más didáctica posible, lejos de los planteamientos puramente estéticos que movían al maestro sevillano. Gregorio Fernández contó con un amplio taller que se hizo cargo de contratos principalmente de Valladolid, León y Madrid, pero también del País Vasco y Extremadura, donde se formaron numerosos escultores y se creó una auténtica escuela de seguidores. Según narra Palomino en el siglo XVIII, Fernández fue un hombre piadoso, cercano a la santidad incluso, que antes de comenzar a trabajar se postraba en profunda oración y que guardaba ayuno, cumplía penitencias y mantenía un constante diálogo con Dios, una vida acorde con el profundo misticismo que dominó la religiosidad española en el siglo XVII, y que nos habla de un sentimiento de compromiso con la fe a la hora de realizar sus obras.

HISTORIAL DE PUJAS

Ayuda


Teléfono para ofertas 932 463 241

COMPRAR EN SETDART

VENDER EN SETDART

LOGISTICA

RECUERDE que en los últimos 3 minutos
cualquier puja aumenta el tiempo de subasta
en 3 minutos más !!
puede hacer pujas consecutivas si lo desea en los últimos 3 minutos para alcanzar el precio de reserva
Como pujar en Setdart.com






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?








Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41