Lote: 35158364
Final de subasta : 18 Oct 2018 18:45
Tiempo restante: 2018-10-18 18:45:00 GMT+02:00
Valor estimado: 45000-65000 €
Próxima puja 8500


DESCRIPCION

Cuna del Rey Alfonso XII. Estilo Imperio, ca. 1856-1857.
Madera de palosanto y ébano, tallas doradas y aplicaciones en bronce.
Esta excepcional pieza es la cuna que utilizó Alfonso XII, y que Isabel II regaló a su amante, Enrique Puigmoltó y Mayans, III conde de Torrefiel y I vizconde de Miranda (1827-1900).
Procedencia: Importante familia de la nobleza en Valencia.
Medidas: 180 x 130 x 50 cm.
La cuna contiene los rasgos propios del Estilo Imperio, periodo que toma su nombre de la época de gobierno de Napoleón en Francia. Esta denominación, lleva intrínseca una voluntad de emular la gloria imperial napoleónica, dando lugar a un arte monumental y extravagante que pone de manifiesto el lujo y el poder que de él se desprende. Buena muestra de ello, es esta cuna en forma de Galeón llena de referencias al mundo clásico y mitológico. La popa está presidida por un mascaron con cabeza de Medusa. Junto a ella, se erige el ave consagrada al dios Apolo, un delicado cisne exquisitamente tallado. En la proa nos encontramos ante la imponente figura de Minerva, diosa de la sabiduría, las artes y la estrategia militar. Asimismo, la decoración con hojas de acanto, y otras grecas vegetales junto con pequeños mascarones de animales como el león, completan esta decoración que, de manera notoria se relaciona con la fortaleza, poder y solemnidad que se le presupone a la figura de un futuro rey.
Enrique Puigmoltó y Mayans (1827-1900), III conde de Torrefiel y I vizconde de Miranda, es para muchos historiadores el verdadero padre del rey Alfonso XII.
El siglo XIX es una época convulsa, escenario de la invasión francesa y de tres guerras civiles posteriores. El rey Fernando VII desea que su hija Isabel herede la corona, contraviniendo la vigente ley sálica que impide heredar el trono a las mujeres. Según esta norma, la corona debía recaer tras su muerte en su hermano Carlos, que reclama el trono. Una guerra civil empieza entre los dos pretendientes, partiendo el país en dos. Los carlistas defienden el viejo orden, los privilegios de nobleza e iglesia, pero también las leyes forales. Y el segundo conde de Torrefiel, Rafael Puigmoltó, defiende esta causa como noble y como alcalde de Onteniente. Fue por ello apresado en Ceuta hasta que es rehabilitado como senador en Madrid.
Lega a sus hijos la pasión y ambición, sobre todo a su hijo Enrique, el cual hace carrera militar y en 1856 es destinado a Madrid como oficial del Regimiento del Arma, al mando de la cuarta compañía, segundo batallón. Pero su vida cambia en julio, cuando las revueltas asedian el Palacio Real, que él se encargara de defender. Y con ello se gana el favor y el interés de la reina Isabel II, que le concede la condecoración de San Fernando y lo convierte en su amante. Parece ser que Enrique Puigmoltó era tan apasionado como la Reina Isabel II y que su romance fue intenso. Fruto de ello la Reina quedó en cinta del futuro Rey Alfonso XII.
La reina Isabel II ya estaba casada. El rey consorte era su primo Francisco de Asís al que se unió por motivos políticos como forma de reforzar un linaje. La reina le escribió una carta donde le confesaba la paternidad el heredero que el guardó celosamente ya que, por cuestiones de estado, muchos intentaron robársela.
Isabel II se resistió a apartar Enrique Puigmotó de su lado y éste pudo asistir al parto de su hijo en 1857, Alfonso, llamado en Madrid el Puigmoltejo. En honor al nacimiento, Puigmoltó es nombrado Vizconde de Miranda. Después de tres meses la reina cedió a las presiones. El confesor de la Reina, el padre Claret, le sugirió que alejara de la corte a “su favorito”. Parece que la recomendación hizo efecto, pues tras ver nacer a su hijo, Enrique Puigmoltó fue destinado a la Embajada Española en Londres como agregado militar. Y aunque todo el mundo sabía que el verdadero padre de Alfonso XII era Enrique Puigmoltó, el rey consorte y el Papa Pio IX no tuvieron reparos en apadrinar al bebe por el bien de España y sobre todo para preservar la continuidad dinástica. Sin embargo, Isabel II no luchó por desmentir el asunto regalándole a su amante y padre de su hijo la cuna de Alfonso XII.

OBSERVACIONES

Con autorización de exportación definitva por Patrimonio Histórico Español en fecha 20 de enero de 2017. Muy buen estado de conservación general. Presenta pequeños orificios en la zona del dorado indicando que en alguna ocasión tuvo xilófagos. Tiene dos partes faltantes en los extremos de la toldilla. Falta un rosetón en una de las peanas. Esta pieza puede verse en la sede de SetdartValencia, en la calle Cerdan de Tallada, 2.

HISTORIAL DE PUJAS

Ayuda


Teléfono para ofertas 932 463 241

COMPRAR EN SETDART

VENDER EN SETDART

LOGISTICA

RECUERDE que en los últimos 3 minutos
cualquier puja aumenta el tiempo de subasta
en 3 minutos más !!
puede hacer pujas consecutivas si lo desea en los últimos 3 minutos para alcanzar el precio de reserva
Como pujar en Setdart.com




Newsletter

Setdart.com envía semanalmente, vía e-mail, un boletín con las novedades más destacadas.
Si todavía no has solicitado la recepción de nuestro Boletín, puedes hacerlo rellenando el siguiente formulario:

¿ DESEA RECIBIR NUESTRO NEWSLETTER ?