35244516-_100_.jpeg
35244516-_21_.jpeg
35244516-_22_.jpeg
35244516-_23_.jpeg
35244516-_24_.jpeg

Icono ruso del s. XIX

Lote 35244516
Icono ruso del siglo XIX.
“San Jorge matando al dragón”.
Témpera, pan de oro sobre tabla.
Precisa limpieza. La inscripción en la parte superior del marco, está casi perdida.
Medidas: 34,5 x 28 cm.

Valor estimado: 4.500 - 5.000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 21% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.

DESCRIPCIÓN

Icono ruso del siglo XIX.
“San Jorge matando al dragón”.
Témpera, pan de oro sobre tabla.
Precisa limpieza. La inscripción en la parte superior del marco, está casi perdida.
Medidas: 34,5 x 28 cm.
La leyenda de San Jorge es uno de los pasajes más recurrentes en la literatura y la iconografía cristiana. Las primeras menciones de San Jorge como mártir aparecen ya en el siglo V, y se limitan inicialmente a un territorio concreto: Capadocia (la leyenda dice era su lugar de nacimiento), Nicomedia y Diospolis (Lidia). Según las primeras versiones de la hagiografía, Jorge sufrió torturas a manos del rey persa Dadian; este personaje fue sustituido posteriormente por la figura histórica del emperador Diocleciano. En la época posterior al periodo iconoclasta, hacia el siglo XI, al relato sobre las numerosas torturas de Jorge se añade el desarrollado ciclo de milagros. Se cree que se creó principalmente entre los círculos monásticos orientales. El más popular de los milagros, "El milagro con el dragón", el que se representa en nuestro icono, en la casilla central. Esta leyenda se remonta a la tradición oral del siglo VIII; en los manuscritos no se recoge por primera vez hasta el siglo XII. Sin embargo estas fechas pueden encontrar variaciones en diferentes fuentes históricas.
En Rusia, el culto a San Jorge empieza a tomar popularidad hacia el siglo XI coincidiendo con el reinado de Yaroslav el Sabio. La iconografía del icono subastado, presenta a San Jorge con todos los atributos de un mártir guerrero, incluyendo la corona de palmas que un ángel le está bajando del cielo, un detalle poco común, y por ello resulta curioso.
La simbología de San Jorge matando al dragón remota a las creencias paleocristianas, que forman, prácticamente, la base de todo el cristianismo, de la lucha entre el bien y el mal. Hacia finales del siglo XV el prototipo iconográfico empieza a enriquecerse con nuevos detalles, como por ejemplo los ángeles, la representación de Pantocrátor, o bien, con los motivos arquitectónicos y la doncella. El icono del interés cuenta uno de los pasajes más legendarios de la vida de San Jorge. Según la tradición cristiana en general, este milagro sucedió después de la muerte del santo. Hay diferentes versiones del milagro, la tradicional relata, que en un lago cercano a cierta ciudad, se asentó un dragón, y destruía la ciudad con su aliento venenoso. El gobernante de esta ciudad pagana, invocó a los dioses y éstos le aconsejaron que todos los días sacrificara a la bestia un joven o una joven. El gobernante prometió que si la suerte recae en su única hija, compartirá el destino de las demás víctimas. Cuando llegó su turno, le llevaron a la orilla del lago, donde habitaba el monstruo. De repente apareció un jinete sobre caballo blanco, y se abalanzó sobre la serpiente que había salido del lago. Apretó la laringe del monstruo contra el suelo con su lanza, y el caballo comenzó a pisotearla con sus cascos. Entonces el guerrero ordenó a la doncella que pusiera un cinturón a la serpiente sometida, y la llevara a la ciudad. La gente del pueblo, al ver la bestia conducida como un perro dócil, se quedó quieta de asombro. Entonces, San Jorge les explicó que había vencido a la serpiente gracias al poder de Cristo. En agradecimiento de lo sucedido, los habitantes se bautizaron.
En términos compositivos, el icono presenta unas características, propias de la pintura de iconos ortodoxos. En primer plano aparece el santo, en tamaño más grande que todos los demás personajes, así mismo marcando la jerarquía. Los motivos arquitectónicos están pintados en perspectiva inversa, demostrando al espectador los edificio tanto desde arriba como desde abajo, para ofrecerle máxima información sobre la escena. El icono asombra por su amplia gama cromática, y el gran detallismo, que alcanza este pintor anónimo.

OBSERVACIONES

Precisa limpieza. La inscripción en la parte superior del marco, está casi perdida.
Este lote puede verse en la Sala de Setdart Barcelona situada en calle Aragón, 346.

AYUDA

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.

Newsletter

¿Desea recibir nuestro boletín?

Setdart envía, semanalmente y vía e-mail, un boletín con las novedades más destacadas.

Si todavía no ha solicitado la recepción de nuestro boletín, puede hacerlo rellenando el siguiente formulario.


SETDART ONLINE SL, como responsable del tratamiento, tratará tus datos con la finalidad de remitirte nuestra newsletter con novedades comerciales sobre nuestros servicios. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.