35284412-(100).jpg
35284412-(04).jpg
35284412-(05).jpg
35284412-(08).jpg
35284412-(06).jpg
35284412-(07).jpg
35284412-(02).jpg

Francis Bacon

Lote 35284412
FRANCIS BACON (Dublín, 1909- Madrid, 1992).
“Three studies for a self-portrait”, 1990.
Litografía sobre papel Arches, ejemplar E.A.
Firmada y justificada a mano.
Obra adquirida en la Galería Coskun de Londres en el año 2008.
Medidas: 52 x 94 cm; 79 x 121 c...

Valor estimado: 20.000 - 25.000 €
Final de subasta: 29 Jul 2024 18:24
Tiempo restante: 14 días 03:58:18
Procesando el lote
Próxima puja: 12000

HISTORIAL DE PUJAS

DESCRIPCIÓN

FRANCIS BACON (Dublín, 1909- Madrid, 1992).
“Three studies for a self-portrait”, 1990.
Litografía sobre papel Arches, ejemplar E.A.
Firmada y justificada a mano.
Obra adquirida en la Galería Coskun de Londres en el año 2008.
Medidas: 52 x 94 cm; 79 x 121 cm (marco).
Francis Bacon es el autor de algunas de las pinturas más impactantes e inauditas del arte contemporáneo. Su estilo, obsesivo, atormentado y desgarrador, es un claro documento de la dureza que vivió Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Actualmente sus obras alcanzan cifras estratosféricas en subastas internacionales, convirtiéndolo en uno de los artistas más cotizados en el mercado del arte actual. Reflejo de ello es el tríptico “Tres estudios de Lucian Freud (1969)”, que alcanzó en 2013 el precio récord de venta en subasta pública, 142 millones de dólares, resultando así ser una de las tres obras más caras de toda la historia. Algunas de sus piezas pueden verse en las pinacotecas más importantes a nivel mundial, como la Tate Britain de Londres (que goza de una de las colecciones más extensas del artista), el MET y el Moma de Nueva York, en el Museo Thyssen-Bornemisza y en el Museo Reina Sofía.
“Tres estudios para un autorretrato” define con rotundidad lo que el arte de Bacon significó. Figuras descompuestas, aisladas, inquietantes y espirituales que, lejos de buscar un parecido concreto con el personaje, ahondan en la espiritualidad del representado. En ella vemos la abstracción, la fragmentación y la distorsión del rostro del pintor, aspecto clave en el devenir artístico de Bacon, consecuencia de los acontecimientos vitales que hicieron de su existencia una ferviente bomba de relojería a punto de explotar. Con su obra expresa su condición vital, ligada también a su lado autodestructivo, logrando así expresar la soledad, la violencia y la degradación.
Nacido en Dublín, aunque de padres ingleses, Francis Bacon se inició en el mundo de la pintura de manera autodidacta. Con tan solo 17, allá por el año 1927, la galería Paul Rosemberg abrió sus puertas al pintor. Allí conoció la obra de Pablo Picasso, artista a quien admiraría a lo largo de toda su carrera. Al igual que el malagueño, otros pintores de hicieron mella en la producción de Bacon: Velázquez (de quien versionó la obra del Papa Inocencio X, llegando a realizar al menos 40 "papas") o Nicolas Poussin, cuya “La masacre de los inocentes”, obra conservada en el Museo Condé, despertó en él una intensa emoción. En 1945 expuso en Londres, junto con los artistas ingleses Henry Moore y Graham Sutherland, su pintura Tres estudios para figuras al pie de una crucifixión (c. 1944), tríptico que, según el propio Bacon, marcó el punto inicial su carrera plástica. En 1945 Bacon desarrolló ya un estilo propio e inconfundible. En 1949, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), compró una impresionante obra suya titulada Pintura 1946. En 1956 fue invitado a representar a Gran Bretaña en la Bienal de Venecia junto a Ben Nicholson y Lucian Freud. Con su obra, Bacon decidió que el tema de sus pinturas sería tanto la vida en la muerte como la muerte en la vida. Buscó expresar su condición vital, ligada esta también a su lado autodestructivo. Michel Leiris le sugirió que el masoquismo, el sadismo y otro tipo de manifestaciones similares, en realidad, eran tan solo maneras de sentirse más humano. Los retratos y autorretratos constituyen una parte importante de las pinturas de Bacon, entre las que se destaca George Dyer en un espejo de 1968, obra donde el pintor sugiere la vulnerabilidad y la fragilidad del ser. Bacon hizo retratos prescindiendo de poses tomadas del natural, desarrollados a partir de fotografías. Retrató tanto a sus compañeros íntimos y amigos, como a gente famosa: Peter Lacy, George Dyer y John Edwards, Henrietta Moraes, Isabel Rawsthorne, Muriel Belcher, Lucian Freud, Peter Beard y Michel Leiris, así también a Hitler, Pío XII y Mick Jagger. Algunas de sus piezas pueden verse en las pinacotecas más importantes a nivel mundial, como la Tate Britain de Londres (que goza de una de las colecciones más extensas del artista), el MET y el Moma de Nueva York, en el Museo Thyssen-Bornemisza y en el Museo Reina Sofía.

OBSERVACIONES

Obra adquirida en la Galería Coskun de Londres en el año 2008.

AYUDA


Teléfono para ofertas 932 463 241

Cómo comprar

Cómo vender

Pagos

Logística

Recuerde que las pujas realizadas en los últimos minutos pueden prolongar el final de la subasta,
dando así margen suficiente para que otros usuarios interesados puedan hacer sus pujas. Recuerde refrescar su navegador en los últimos minutos de cualquier subasta para tener toda la información de pujas totalmente actualizada.

También en los últimos 3 minutos, si lo desea, puede hacer
pujas consecutivas para alcanzar el precio de reserva.

Newsletter

¿Desea recibir nuestro boletín?

Setdart envía, semanalmente y vía e-mail, un boletín con las novedades más destacadas.

Si todavía no ha solicitado la recepción de nuestro boletín, puede hacerlo rellenando el siguiente formulario.


SETDART ONLINE SL, como responsable del tratamiento, tratará tus datos con la finalidad de remitirte nuestra newsletter con novedades comerciales sobre nuestros servicios. Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como ejercer otros derechos consultando la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.