Setdart Subastas, contáctenos en el Telf: +34 932 463 241 y 936 247 055

SUBASTAS DE “Inmaculada” Escuela Española, siglo XVIII.

20/02/2018
12:23:16 CET




Ayuda tv concept Contacte con Setdart

Facebook Vimeo
Google+
Twitter PinInterest



Lote: 35169158
Valor estimado: 8000-12000 €


Entre el importe de su oferta siempre con números.
Recuerde que a la misma se le ha de aplicar un incremento del 18% como comisión y el IVA correspondiente aplicado sobre esta comisión.


DESCRIPCION

Escuela Española, siglo XVIII.
“Inmaculada”
Madera tallada y policromada . Ojos de pasta vítrea.
Manos exentas.
Medidas: 125 x 60 x 25 cm; 32 x 39 x 15 cm, 750 gr. (corona).
Marcas de plata: Rovira, J. Coma, escudo de Barcelona y burilada.


Imagen devocional de la Inmaculada Concepción realizada en madera en bulto redondo, tallada con un lenguaje expresivo y volumétrico, de gran dinamismo y teatralidad, típicamente barroco, y policromada con tonos vivos de gran belleza, combinados con el oro habitual en la imaginería hispana. María aparece de pie sobre un pedestal compuesto por el creciente lunar y por la serpiente con la manzana propia de la imaginería de Inmaculada. Este pedestal se encuentra adornado por tres cabezas de querubines que dirigen su mirada hacia ella. L luce una gran corona de plata repujada, con marcas del platero y decorada con motivos a medio camino entre el barroco y el rococó: tornapuntas, cresterías de rocalla y flores.
El tema de la Inmaculada Concepción, muy frecuente en el arte español del siglo XVII, llegó a constituir una de las señas de identidad nacionales de España como país católico. Se trata de uno de los temas más genuinamente locales de la escuela española barroca, dado que nuestro país fue el principal defensor de este misterio, y aquel que luchó con mayor insistencia para convertirlo en dogma de fe. En este contexto, numerosos artistas e intelectuales trabajaron para construir una iconografía clara que ayudara a la difusión de la Inmaculada, reuniendo simbología y fervor popular. Basándose en los avances previos de pintores como Juan de Juanes, será Murillo quien construya la imagen definitiva de la Inmaculada, hallando una fórmula que le permitía reunir en una imagen todos los rasgos necesarios. Así, crea una nueva tipología donde María ya no es la niña de las obras de Zurbarán y Velázquez, y queda libre de la sobrecarga de elementos y atributos iconográficos y simbólicos propia de las versiones anteriores. Desaparecen así las alusiones a las Letanías, básicas en la iconografía precedente, y la imagen se reduce a los elementos esenciales: la Virgen, esplendorosa en su ascenso a los cielos, pisando la media luna que alude a la castidad de Diana y rodeada de angelitos, nubes y luz dorada. Se conjuga así, de hecho, con la temática de la Asunción, sin que por ello el mensaje pierda fuerza. Esta nueva concepción se convierte pronto en la más pura fórmula de representación de la gloria de María, trascendiendo la intención original de crear una nueva iconografía de la inmaculada.

Ayuda

¿ Prefieres hablar directamente con nosotros ?
Teléfono para consultas
932 463 241

Si el vendedor acepta su oferta se lo comunicaremos inmediatamente enviándole un presupuesto a medida. Para realizar una oferta ha de estar previamente conectado como USUARIO.






¿ Desea recibir nuestro boletin de novedades ?







Sí desea que le ayudemos
a registrarse como usuario
llámenos al teléfono 93 246 32 41